¿TINELLI PRESIDENTE?

Tinelli presidente de la Nación Argentina, ¿por qué no?  Desde siempre en la creativa y ambiciosa mente del afamado conductor televisivo danzó la idea de instalarse en Balcarce 50. De hecho, sus amistades y relaciones sociales han estado salpicadas constantemente del fervor político con su seductora impronta de acariciar el poder supremo.


Sus chances están siendo evaluadas por profesionales de las encuestas y diseñadores de campaña, además de “amigos”, aventureros insospechados y por una legión de mujeres y hombres que lo que más desean es detener lo que llaman la “Fiebre Amarilla” de Cambiemos que, según ellos, está dejando en agonía a la sociedad argentina. Dicen que Macri está decayendo estrepitosamente en la estima social y que el perfil popular de Tinelli es su primer plus a favor en una eventual contienda electoral. 
Sostienen los Tinelli Boys, que su candidatura sería dentro del peronismo y que el conocimiento de su figura es de un 100%. Sumando que en el subconsciente colectivo es visto Tinelli como un hacedor de éxitos, como un GANADOR nato, y que ya para la gente Tinelli es Marcelo, alguien muy cercano al hemisferio afectivo popular.  
En cuanto al mote de persona banal o superflua con que intentan rotularlo los intelectuales de la sociedad, es algo que mucho no preocupa al flamante equipo de campaña del dueño de la “caja boba” televisiva ya que saben del axioma “un hombre, un voto” y esto hace de Marcelo un candidato fuerte.
Si bien Marcelo piensa estar encuadrado dentro de un justicialismo moderno, democrático y tolerante, así definen ellos mismos sus pilares fundamentales de campaña, desean trabajar rotundamente en un proyecto frentista que sume radicales, socialistas y toda suerte de “bicho errante” que esté suelto. Al peronismo le es muy familiar el concepto frentista. 
Los pasos próximos serán seguir instalando la idea de Tinelli presidente por contagio y presencia, insinuando más que manifestando. 
Sabemos que muchas son las reuniones que se llevan adelante para este proyecto que está en gestación y que es visto con agrado por muchos y con suma preocupación por otros. 
Veremos en poco tiempo más si el deseo del hombre célebre de Bolívar es sólo un añorado deseo o una realidad tangible que daría un fuerte golpe de timón a la política nacional. 

            Máximo Luppino

¡ABORTO, CULTURA DE MUERTE!

El materialismo avanza hacia su destino más oscuro, hacia su rincón más negro. Un monstruoso deseo de irresponsabilidad y comodidad egocentrista edificó con sórdida retórica la moda del descarte como una solución a un gran problema social. 


Sólo asumiendo la responsabilidad de nuestras acciones es cómo desarrollaremos nuestro sentido de madurez y auténtica libertad. 
Legalizar el descarte de personas y la muerte de niños por nacer configuran la peor cara de una sociedad desorientada y en plena crisis de valores. Matar tu propia descendencia, arrojar al suelo de la indiferencia tu propia sangre. Aniquilar el milagro de vida implica sembrar un tortuoso futuro para nosotros mismos. 
Comencemos a creer en los niños, continuemos trabajando con esperanzas por una sociedad amorosa y justa, acompañemos a nuestros hermanos en su dolor. 
El aborto es el homicidio de nuestros ideales, es el sepulcro de todo lo bueno que tenemos en nuestros corazones. La vida es la solución suprema para la humanidad toda. 
Con dolor vimos a hermanos peronistas votar a favor del aborto ¡Qué singular forma de honrar la doctrina del General PERÓN que se define como HUMANISTA Y CRISTIANA! ¿Cambiaron de doctrina, o la funesta moda de la muerte los confundió?
Ningún ser vivo debe ser descartado. Cuidar la vida es atender a los que aún no pueden contarnos sus deseos de caminar por este suelo de sueños que nosotros pisamos. 
¿Podemos negar la vida, mientras nosotros respiramos el aire de DIOS y se nos permitió vivir? ¿Qué siente aquel que posee el DON de existir y que milita incansablemente para negarle a otros este derecho que nosotros ostentamos? 
Continuaremos alegremente y con profunda convicción dando testimonio de vida por doquier. La existencia es maravillosa, por esto no debemos negarles a otros el milagro de ver y sentir. 
¡NACER es el primer derecho que el hombre debe garantizar a sus semejantes!

                     Máximo Luppino

¡APOYAMOS LA SÚPLICA POR LA VIDA!

Las semillas fueron el origen de ese bosque que disfrutamos, lleno de árboles que oxigenan de salud nuestro planeta. Sin semillas no hay árboles, sin bellotas no hay robles, sin amor no hay VIDA. 
Nos permitieron nacer, lo menos que debemos hacer es acceder al nacimiento de nuestros hijos. Es tan singular y llamativo que pretendamos negar a nuestra descendencia el derecho que nosotros disfrutamos día a día. 

Interrumpir un embarazo es matar la esperanza de una vida que suplica ver la luz del sol de su propia concreción y felicidad.
 “Trata a otros como te gustaría que te traten a vos mismo” 
La “ley de la selva” parece ser más benigna que algunos criterios abortistas. Negar lo que nosotros tenemos y experimentamos, es de un egoísmo tremendo. 
Todo derecho debe ser escuchado y socorrido, incluso el de los inocentes que aún no tiene voz para abogar por su propia maravillosa existencia. La muerte jamás fue, ni será solución a problema alguno. La vida resuelve con su propia mágica impronta lo que a nosotros nos parece imposible solucionar. 
En profunda noche de oscura desolación, nos equivocamos y elegimos el “camino corto” que resulta el más tortuoso y largo. Avanzando de frente y a redoblada marcha los inconvenientes encuentran su benigno cause. Ahí vemos las estrellas de luz que regalan belleza infinita a nuestro ser. 
Regala tus brazos protectores a ese pequeño bebé que pide amor para poder caminar por la senda de DIOS. Lo que brindamos es lo que recogeremos. La muerte es oscuridad demencial, el nacimiento es luz de amor para toda la galaxia. 
Nadie es totalmente “dueño” de sí mismo. Nos debemos a la vida, a nuestros hermanos, a los semejantes que juntos deambulamos los caminos de la sagrada infinitud. En una gran medida nuestra vida cobra sentido cuando desarrollamos la capacidad de ser útiles a nuestros hermanos, cuando podemos proyectar bonanza e inspiración junto a nuestros semejantes. 
Desde siempre el NOSOTROS, fue más importante que el sórdido y egoísta YO. 
Escucha la súplica del niño por nacer, no lo mates, no lo abandones, ámalo con toda tu fuerza ¡La existencia necesita de tu AMOR!

         Máximo Luppino 

CULTURA DE SOBERANÍA

Todo lo que pensamos, sentimos y realizamos obedece a nuestras íntimas pautas culturales. Un abundante aljibe de ideas vivas está grabado en nuestro subconsciente. Estas fuerzas movilizan nuestras decisiones, establecen nuestra escala de valores. La cultura de la introspección y la doctrina de la conciencia despierta en la plena atención nos permite remover “ideas viejas” por pensamientos más humanistas y sensibles que nos facilitan un desarrollo espiritual más pleno. 


Una Nación es auténticamente libre cuando existe una cultura de soberanía clara y definida, gravada en forma indeleble en la piel de sus ciudadanos. 
Además, un hecho cultural no puede ser dubitativo ni indefinido en su motivación intima. Colocaremos un ejemplo que mucho nos interesa: Abogamos para que nuestros próceres y causas nacionales retornen a estar presentes en nuestro papel moneda.  
Cuando nuestras Malvinas, por siempre argentinas, están grabadas en nuestra moneda, estamos construyendo soberanía desde una poderosa pauta cultural genuina para todo nuestro país. A la vez que educamos a nuestros jóvenes en esta irrenunciable verdad de patria, advertimos al mundo de nuestra realidad en el sentir íntimo del valor por nuestra irrenunciable soberana identidad. 
San Martín y Manuel Belgrano entre otros deben estar presentes en nuestra unidad monetaria, no sólo es una manera de honrar a nuestros próceres, sino también educamos a las generaciones futuras sobre su generosidad y a la vez establecemos claramente cuáles son nuestros arquetipos virtuosos en la ética a seguir por todos los argentinos. 
Lo que queremos, y más aun lo que amamos, lo deseamos tener cerca y presente en nosotros. Por esto es por lo que tienen que volver al pedestal del reconocimiento social nuestros próceres en la moneda nacional. Son los padres de la argentinidad. 
Omitir a nuestros prohombres también nos habla de un criterio cultural opaco y muy poco patriótico. Quizás algunos actuales gobernantes nacionales admiren a los próceres de otros países, de las mismas naciones donde invierten sus millonarias fortunas, privando de sus inversiones a la comunidad de su propio país, de la Argentina que los destacó con un ministerio. No obstante, su “amor” por lo de afuera los hace apostar contra su propia Nación. Esto se denomina cultura dependiente o cipaya, como ustedes prefieran llamarla, es la no cultura soberana, el lado oscuro de una política dependiente que pretende que nuestro país sea un mero satélite secundario de potencias extranjeras.  
Sin identidad no hay progreso espiritual posible. Sin cultura soberana no hay libertad de SER. Amamos profundamente a nuestra ARGENTINA y defenderemos sus valores de vida por siempre. 
Desde la sencilla y cotidiana actitud diaria en hábitos y costumbres reforcemos los vínculos con la gloriosa bandera celeste y blanca, con nuestra escarapela, nuestro escudo y sobre TODO con el mandato histórico de nuestros héroes y combatientes ¡LAS MALVINAS SON ARGENTINAS!!!

           Máximo Luppino

“ESA POPULISTA COSTUMBRE DE COMER”

El 22 de mayo fueron detenidos cerca de una veintena de dirigentes sindicales, Néstor Segovia a la cabeza. Son conocidos como los metrodelegados. Los trabajadores de subterráneos 
se encuentran en conflicto desde hace tiempo, de manera similar como lo están los docentes y tantos otros gremios más. El punto es que las paritarias con un techo del 15% de incremento que pretende el gobierno en los sueldos parece un genuino despropósito, ya que la inflación anual superaría el 30% según se desprende de los más optimistas cálculos aritméticos. 


El gobierno de “Cambiemos” pretende que los trabajadores acepten acordar una ostensible pérdida en sus remuneraciones mensuales que ya fueron depredadas por una galopante inflación.  
Las protestas sociales se han potenciados en los últimos días. Un dólar que acarició los $26, una suba de precios en los alimentos básicos necesarios para toda familia, sumado al “acuerdo” lúgubre con el FMI dibujan un panorama muy complicado desde lo social. 
Sólo la acción política humanitaria e inteligente puede destrabar esta puja por el irrenunciable derecho a comer, vestir y proyectar una existencia digna. 
Los “privilegiados” que tienen sus alimentos cotidianos asegurados, nos hablan de “aplicar la ley”. Mientras, los empleados y desocupados claman, gritan, paran y luchan para poder comer a diario. 
“Esa populista costumbre de comer” es el adversario de los planes asfixiantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) que oprime a los pueblos de naciones en desarrollo para someterlos a una despiadada usura que brinda ganancias espurias a los países poderosos del mundo.   
Con “palos” no se conduce a los obreros de nuestra nación. El general J.D. Perón decía “La fuerza es el derecho de las bestias”. La persuasión, junto a salarios dignos, es garantía segura de paz social duradera. 
Claro que nuestra gloriosa Nación ARGENTINA no es Canadá ni Australia, la inmensa mayoría del pueblo ama su bandera y nuestra propia identidad como república soberana desde lo cultural.  
Desde siempre fue mejor ser “Cabeza de ratón a cola de león”. Hay países con vocación de satélites y otros con total y plena conciencia de Nación soberana. 
En esta semana de mayo nuestra patria debe reafirmar su impronta de patria libre. Los gobiernos deben aprender que “sin la gente” no hay éxito posible. La patria no es un asiento contable. Argentina es espíritu vivo de un pueblo pacífico, pero indomable para con quien pretenda sojuzgarlo. 
Los garrotes sublevan a los mansos, el respeto y la justicia hacia la gente genera gobernabilidad duradera, lo demás es una locura de pseudo dirigentes trasnochados.  
A la Patria la sostienen los hombres de trabajo, no ciertos funcionarios que poseen sus “ahorros” millonarios en dólares en el exterior. Mientras, esos mismos ministros les niegan un equiparamiento salarial a los empleados de la nación. 
Los obreros guardan en la memoria del ALMA que sus mejores días fueron peronistas y hoy sufren un ninguneo insoportable. 
Esperemos que DIOS ilumine el corazón de nuestros gobernantes, son momentos de sabiduría humanitaria, no de garrotes para con los mansos.
A los que desean pelear les recordamos que hay invasores en nuestras Malvinas, peleen contra el vil usurpador. No marchen contra sus hermanos argentinos, no es de valientes golpear a obreros indefensos. Luchen con bravura contra el invasor inglés. 
Confiamos en el sentido del BIEN que debe imperar siempre, sobre todo en los que dirigen los destinos de nuestra bien amada nación Argentina. 

          Máximo Luppino

CULTURA PERONISTA

El grupo de pensamientos e ideas que abrevando en la historia de nuestro pueblo conforman pautas de conductas, una forma definida de proceder con un sentimiento motriz claro ante las situaciones cotidianas, a esto podemos llamar cultura de una Nación. 



El movimiento Nacional Peronista, a lo largo de más de 70 años de existencia, ha sumado pautas de argentinidad a las sagradas bases dogmáticas que San Martín, Manuel Belgrano y Juan Manuel de Rosas, entre otros próceres, establecieron. 
Por ejemplo: Para los Neoliberales los Padres de la patria sufrieron conflictos psicológicos en el proceso de independencia. Parecería que los más altos funcionarios actuales desearan ser una perfumada colonia sin propia identidad antes que un país soberano con su distintiva historia. Al punto tal que expulsaron a nuestros próceres del papel moneda colocando en su lugar simpáticos animales sin connotación patriótica. Claro, el billete por ellos admirado, el travieso ascendente Dólar, posee en su primogénita unidad monetaria a George Washington, el prócer distintivo de los EEUU. Nosotros miramos ballenas y gorriones, ¿Qué nos quieren decir nuestros mandatarios?
Para el dogma justicialista nuestros próceres conforman los guardianes permanentes del ALMA VIVA de nuestra patria. Nuestros héroes son los grandes arquetipos a seguir. Tarde o temprano San martín y demás próceres volverán a estar grabados en nuestra unidad monetaria. El Gran Capitán, El Santo de la Espada, es motivo de profundo orgullo nacional, portador de una conducta recta y generosa que ilumina todos los rincones de la patria. 
Para estos funcionarios parece que Malvinas es un territorio negociable con la cruel potencia invasora. 
Para nosotros, MALVINAS es una herida abierta que sangra constantemente con el recuerdo permanente de nuestros caídos y combatientes. Vibramos de emoción afirmando siempre: ¡Las Malvinas son argentinas!...
Para los cultores del mercado, el otro es “un elemento de consumo”. Parece ser más valorado por su capacidad de compra que por lo que piensa y siente. 
Para los seguidores del General, humanistas y cristianos, el semejante es nuestro compañero, nuestro hermano de camino, un ser lleno de la omnipresente vida de DIOS. 
Para el gobierno, el FMI es una solución a los problemas económicos del país.
Para nosotros, el FMI es el brazo financiero opresor de los imperios reinantes, que siembra dependencia y hambruna en todo el mundo pobre del planeta. 
El gobierno empuja a la clase media a la pobreza y a los pobres a la indigencia más atroz, cuidando a las empresas. 
Los peronistas queremos a los humildes, deseamos que todo habitante de la patria pueda vivir con dignidad y realización económica. 
Estas diferencias las marcamos con profundo sentido de UNIDAD, tratando que todos comprendamos que la Argentina necesita de un gran esfuerzo colectivo. Pedimos disculpas por errores cometidos y damos generosos la “otra mejilla” recordando que “Para un ARGENTINO no debe haber nada mejor que otro ARGENTINO” Juan Domingo Perón. 
Primero la patria con un pueblo feliz, todo lo demás se construirá con trabajo constante y la gracia de DIOS

             Máximo Luppino

FMI, INSACIABLE USURERO

La negra sombra del FMI parece pretender volver a eclipsar la diamantina luz de la autodeterminación de la soberana Nación Argentina. 


Así como lo hacemos los hombres, también los países suelen tropezar más de una vez con la misma piedra, hasta que las duras lecciones de vida son completamente asimiladas. 
El FMI “presta” dinero a cambio de manejar las reglas y normas de una república. Precio demasiado caro en términos de independencia y libertad. Pero además fija un interés financiero que se debe religiosamente pagar. 
El actual ministro Nicolás Dujovne, cuando se desempeñaba como periodista, aconsejaba NO volver a enredarse en las redes de opresión del FMI. Ahora, funcionario de Mauricio Macri, chocoarroz de por medio, nos “explica” que el FMI no es el mismo de hace 20 años atrás. Bueno, en algún momento de su millonaria existencia, Dujovne calificó como negativa o impropia la acción del FMI; celebramos el viejo chispazo de conciencia del ahorrativo ministro.   
Para los pueblos del mundo está muy claro que el FMI no se asemeja en modo alguno a Cáritas ni a la Cruz Roja Internacional. Es el brutal cerco financiero de los países ricos sobre las naciones pobres en vías de desarrollo. 
Claro está que nuestro país pasa por momentos difíciles, en especial la gente humilde de nuestra patria que trabaja y no llega a satisfacer sus necesidades más elementales como alimentos y vestimentas. Como si esto fuera poco, NO pueden hacer frente al tarifazo de servicios orquestado por su propio gobierno. La gente quiere pagar, pero NO puede hacerlo por carencia de dinero. Las pequeñas y medianas empresas argentinas, orgullo y ejemplo de sanos emprendedores, están jaqueadas y luchan por no despedir a sus colaboradores ni desean “bajar las persianas” de sus dorados ideales de pioneros de la más dilecta y auténtica economía de la Argentina. 
Nadie desea que al gobierno fracase, sí deseamos que se tomen medidas económicas que permitan a los empresarios nuestros continuar trabajando y que los empleados de la república puedan vivir dignamente y con capacidad de ahorro para sus familias. De la mano del FMI estos legítimos y auténticos derechos serán difíciles de obtener. 
Rogamos a DIOS que esta película de horror que ya vivimos tenga otro final y que los funcionarios que poseen fortunas en dólares en el exterior comprendan el valor sublime de un trabajador. 
La cuerda funesta del FMI procura envolver el cuello productivo de la patria de San Martín. Que la voluntad pacífica de los humildes cuide los sagrados intereses de la Nación. 
Por donde pasó el FMI dejó un desierto de esperanzas, pueblos reducidos a la más cruel hambruna.
 ¡ARGENTINA, recupera tu sagrado destino!

                Máximo Luppino

CHOCOARROZ MINISTERIAL

Muchos de nuestros compatriotas son pobres, pero no avaros egoístas. El humilde de la patria comparte con dicha ese mate lavado que lleva en sus callosas manos llenas de verdades. 
El ministro Nicolás Dujovne habló de ajuste, austeridad y esfuerzos compartidos. Ante ciertas realidades personales del señor ministro parece una atroz burla a la sociedad. Dujovne declaró poseer una fortuna de 97 millones de pesos, de los cuales 74 millones están en el exterior de nuestra Argentina. Gran parte de ese capital está colocado en inversiones de sociedades extranjeras. Además, el “pícaro” Nicolás blanqueó 20 millones que poseía sin declarar (un gran evasor) Así parece ser destacado por Mauricio con un ministerio que administra las finanzas de la nación.  


Pero para marcar la definida conducta de Dujovne emergen pagos de vuelos privados con dinero del Estado, o sea de la gente. Más aún opíparas cenas ($3000 por persona) privadas, domiciliarias en la propiedad del ministro son abonadas con dinero ministerial. Y la frutilla del postre o mejor dicho el “seudoalfajor” del postre, es que entre todos los argentinos le pagamos los chocoarroz al “ahorrativo funcionario”. 
Entre empleados del ministerio despertó indignación cuando debieron darle curso administrativo a boletas por una caja de Chocoarroz de 24 unidades de $360, antes del último aumento. 
Mientras trabajadores, jubilados, pensionados y la sociedad toda afronta una ola de impagables tarifas de servicios públicos, el mentor de la austeridad nos hace pagarle cenas, viajes y hasta los emblemáticos dietéticos chocoarroz. 
¿Nicolás Dujovne estará preparando sus valijas para dejar el ministerio que le queda demasiado grande? ¿El presidente de la nación le pedirá su renuncia, o será “cómplice” de tanta irrespetuosa impericia?
Comentan que desde la más importante oficina de la Casa Rosada se escuchó el resonar estruendoso de una imperativa voz que decía: “Decile a Dujovne que no sea RATA y que se pague los chocoarroz con su dinero”…
Situaciones de una ARGENTINA que nos duele en lo más profundo del ALMA. Cambiemos parece una fábula de verano, una mentira muy bien ataviada, un relato de poderosos para ser más millonarios aún de lo que ya lo son. 
Qué insondable valor de dignidad, hermano, tiene tu mate cebado con tanto cariño, con algunos populares bizcochitos, tan alejados de la infamia de un chocoarroz ministerial que pagan los pobres de la patria. 
Austeridad y hambre para los mismos de siempre, privilegios y fortunas mal acumuladas para los que poseen su corazón fuera de nuestras celestes fronteras. 
¿Se indignarán algunos periodistas con este escándalo, o sólo lo considerarán como una “travesura ministerial? ¿Nuestros comunicadores sociales tratarán el tema en su genuina magnitud, o mirarán una vez más para otro lado?
Para Nicolás la consigna no es “Patria SÍ, colonia NO”. Quizás sea “chocoarroz para TODOS…
 ¡Qué desabrido y superfluo sentido de la vida!

             Máximo Luppino

TRABAJO, SENDERO DE DIGNIDAD

Los seres humanos, desde siempre, manifestaron la necesidad de ser útiles a su familia y a su comunidad. Poder demostrarse a sí mismos su fina sintonía con la creación evolucionante.  Es un sentimiento profundo e insoslayable. Tenemos el cristalino y luminoso mandato del ALMA de expresar los talentos que DIOS amorosamente nos regaló. 


Ejercitando actividades de servicio al prójimo se expande la conciencia de integración social. Facilitando el bienestar de nuestros hermanos caminamos resueltamente hacia nuestro propio bienestar. 
El tres veces presidente de la Nación, Juan D. Perón, decía: “Dividimos al país en dos categorías, la de los hombres que trabajan, y la de los que vive de los hombres que trabajan. Ante esta situación nos hemos colocado abiertamente del lado de los que trabajan.” (17 de julio de 1944)  
Los individuos que “ganan” su sustento y acumulan riquezas a través de la especulación financiera sin tener la capacidad de producir y construir, están al margen de un natural designio de orden espiritual. El hombre debe ser creativo e ingenioso, cual un pionero conquistador apasionado. Debe avanzar en el universo de las positivas ideas, siempre descubriendo cómo puede ser más útil al divino plan del bienestar general. 
Desafortunados y tristes son los gobiernos que por aplicación de equivocadas políticas generan desempleo y desocupación. Están a contramano de la historia terminante del cosmos. Una nación es grande en verdad cuando su pueblo es feliz y se encuentra en plena actividad productiva sin desocupación Un país complementa su desarrollo en colaboración y armonía con otras naciones, sin subordinación servil, ni oficiando de satélite de ambiciones destructivas de oscuras potencias. Argentina es la patria del libertador San Martín, el gran capitán que luchó para liberar pueblos, sin congojas ni lamentos, con la alegría de romper obsoletas cadenas de indigna sumisión. 
El bienestar de trabajadores y empleados es el paso fundamental para solidificar la tan necesaria soberanía argentina que tanto soñaron nuestros próceres de siempre.  
Si un régimen despide a empleados y obreros para potenciar la economía, se olvida que la renta está al servicio del hombre, no lo contrario. La funesta y demencial idea de aplastar voluntades para acumular monedas es definida esclavitud capitalista. La economía al servicio de la gente es el supremo mandato de los tiempos del amor al semejante.
Nos dan mucha pena los banqueros y sus socios. Llevarán a su siguiente etapa de existencia baúles llenos de penurias y sufrimientos por acumular metales a costa del sufrimiento ajeno. Están en franco déficit humanos, deudores de los sutiles sentimientos del generoso corazón imperante. 
Trabajo es dignidad de seres alegres por producir bienestar concreto en forma cotidiana y constante. 
Feliz día a todos los trabajadores de todos los órdenes y jerarquías. Bienaventurados son los que facilitan empleo, los que apuntalan la construcción de una Nación más justa a través de la dignidad del trabajo. 
¡Trabajo, sendero de dignidad!

          Máximo Luppino

¡GÉLIDA “REVOLUCIÓN DE LA ALEGRÍA”!

El aire acondicionado se convirtió en un elemento decorativo, en un recuerdo de otros tiempos más felices, en un callado testigo de épocas “populistas” donde su delicado susurro de funcionamiento regalaba un poco de fresco clima en hogares humildes en abrazadoras jornadas de calor. 


Las casas de nuestro barrio se encuentran en penumbras. Prender un foco eléctrico es un asunto serio, podría sepultar las cuentas familiares en una profunda fosa de dolorosa e impagable angustia.  El interruptor de luz no se toca, apenas se lo acaricia temblorosamente en inevitables ocasiones, cuando la oscuridad parece una amenazante cascada de sombras. 
Gas y agua con los amarillos aumentos a cuesta asfixian drásticamente no sólo a los trabajadores, sino que la marea de irracionales ajustes sumerge en la desesperación a una clase media que tuvo esperanzas en Cambiemos. 
Luego de contundentes populares manifestaciones en los denominados “ruidazo” y la “marcha de las velas”, el gobierno, en un derroche de sensible generosidad, decretó que se podría pagar en cuotas el 25% del monto tarifario. Eso sí, les cobrarán intereses a los que acepten esta benévola oportunidad que brindan las amarillas huestes. Te apuñalan con las tarifas y te rematan degollándote con un préstamo con intereses… Más que funcionarios que trabajan para el bien común parecen usureros de poca monta sin escrúpulos.
La afilada guillotina de los tarifazos se extiende a combustibles, peajes, transportes e impuestos en general. ¿Cuánto crédito le queda a Mauricio? 
El juego de la “ruleta rusa” tarde o temprano finaliza en un dramático e indeseable suicidio. 
Que triste resultó ser “la revolución de la alegría” que pregonaban los acólitos de Cambiemos. 
Carrefour plantea retiros voluntarios de empleados. La multinacional marca desea apartar entre 1000 y 3000 trabajadores. ¿Dónde están los brotes verdes? ¿En cuáles estudios de televisión se perdieron las inversiones que venían en camino?
Cambiemos está cerca de cumplir 3 años en el gobierno y casi todo fue para peor, pero la pesadilla amenaza continuar y las reelecciones están en el horno de la cocción mediática, para salir a “vender” más de lo mismo. 
Hay sólo llantos en la “revolución de la alegría”, hambre y desocupación, falta de esperanzadores horizontes para una sociedad que sabe brindar reiteradas oportunidades de corregir el equivocado rumbo a su clase dirigente.
Los heroicos tripulantes del Ara San Juan cumplían patriótica misión con precario equipo, sobraba patriotismo. En tanto, el ministro Aranguren no trae al país su personal fortuna por falta de confianza en la Nación y en su propia capacidad de logros, sobra egoísmo. El esfuerzo está muy lejos de ser parejo y equitativo. Unos dan generosamente su vida por la patria, otros especulan con el profano oropel de la infamia.
Cambiemos representa un capitalismo sin consumo, liberales con márgenes estrechos, empresarios amigos de las prebendas estatales, que desean abonar salarios esclavizantes. 
¡Qué revolución de la alegría tan singular! 

                    Máximo Luppino

PETROLEO, LOS CRÍMENES CONTINÚAN

Los imperios siempre conquistan, usurpan, avasallan y roban las riquezas de otras naciones, los bienes que pertenecen a otros pueblos. Llegan matando y mutilando, dejan dolor, miseria y hambre detrás de sus huellas de misiles y vejámenes. 


La verdad y los derechos de la gente quedan tapados por el humo de la metralla. Luego, sin pestañear ni sonrojarse, se autoerigen como los “campeones de la democracia y las libertades individuales”. Pero su desvergüenza llega mucho más lejos, califican de corruptos a gobernantes de otros países, mientras ellos bañan de sangre todo territorio que saquean criminalmente.
Hace pocas horas atrás los Estados Unidos de Norte América con Gran Bretaña y Francia bombardearon Siria, la ambición ilimitada de poder y petróleo de estos estados es directamente proporcional a su descaro, ya que bombardearon, dicen, para combatir un gobierno sirio dictatorial… Si te duele la cabeza, los yanquis te ayudan decapitándote. Así no tendrás más dolor.
Gran Bretaña mantiene invadidas, usurpadas nuestras Islas Malvinas, sin más derecho que el del uso de las armas. Los EEUU apoyan este latrocinio. Las Naciones Unidas durante décadas manifestaron en votación soberana de países miembros que las Malvinas le pertenecen a nuestra nación. No obstante, continúa la usurpación, la pesca y explotación petrolera en nuestro mar austral. Los imperios sólo respetan “la verdad de las armas humeantes”.
La Antártida y la Patagonia Argentina están en la agenda de territorios a invadir por “los gendarmes del mundo”. Lo sucedido con el submarino Ara San Juan no es casual, la hipótesis de un ataque inglés cada vez cobra más forma. Ya apareció un radiograma oficial del Ara San Juan donde indica su proximidad a Puerto Argentino, identificando naves usurpadoras del enemigo invasor. 
Con desventajas claramente evidentes nuestros 44 marinos héroes acudieron gustosos a cumplir su patriótica misión. El espíritu Sanmartiniano de patria está intacto en nuestras fuerzas armadas. 
La Miami que tanto añoran algunos tendrá riquezas ajenas, disimuladas entre los cientos de lujosos hoteles y la infraestructura inmobiliaria profana emparentada con Sodoma y Gomorra. 
Defendamos nuestra integridad territorial, defendamos lo nuestro que por divino derecho nos fue otorgado. Somos hijos de una estirpe de criollos valientes y decididos que forjaron una nación con identidad propia.
Ante un gobierno nacional que parece poseer una escasa vocación patriótica, es la ciudadanía la que debe hacer sentir su profundo sentir malvinero. 
Nuestras fuerzas Armadas poseen su vocación intacta, sólo debemos equiparlas con las herramientas que les permitan ejercer su nacional patriótico desempeño. 
El soberano SOL argentino brilla en todo nuestro territorio, Malvinas continúa siendo LA GRAN CAUSA nacional. 
Mientras, los imperios continúan despojando.

¡Las Malvinas son argentinas!

Máximo Luppino

LA VIDA ES AMOR

La vida existe por el amor de DIOS al hombre y a toda su infinita creación. Esta verdad la profesan los creyentes de las grandes religiones del mundo. Para nuestros hermanos no seguidores de religión alguna les hablamos de humanismo y orden natural. La muerte jamás fue ni será la “solución” a un inconveniente o conflicto.  


Nos oponemos al aborto de la misma manera que no aceptamos la pena de muerte. La vida es un camino por transitar. El sendero de la evolución no debe bloquearse ni interrumpirse. 
Desde siempre sabemos que “el camino corto” suele ser el más tortuoso, aliado de la comodidad profana y la desidia espiritual nos llena de llagas el corazón, abre las puertas a dolores profundos y a indeseables noches de escabrosos arrepentimientos. En cambio, el asumir responsabilidades de cara al sol de la verdad nos robustece de tal suerte que seremos capaces de remontar cualquier dificultad que se oponga a nuestro luminoso destino. 
Toda vez que hombres y mujeres fueron solidarios y fraternales, su alegría se evidenció. El permanente susurro del ALMA DESPIERTA nos llama a cumplir con el sagrado deber de ayudar y compartir dolores y penurias con nuestros hermanos. Los hijos son una bendición que marca nuestras vidas para siempre. La Santa Madre Teresa de Calcuta vive en todo ejercicio maternal de amor y protección hacia enfermos y desolados, la santidad es inevitable por la aplicación de la bondad.  Ser madre en el cabal sentido espiritual del término nos acerca a DIOS, a la verdad, a los días llenos de fragancias dulces de las flores de la existencia fraternal. 
El sendero de la responsabilidad que parece largo, en realidad es un camino seguro de íntima realización. El esfuerzo siempre garantiza bienestar.
El Papa Francisco nos habla de: “SANTOS HOY” estableciendo las buenas obras como un grato pasaporte a la ineludible santidad de los seres de buena voluntad. Todo es posible si lo anhelamos con soberana sinceridad.  
Permite nacer a tu retoño, jamás te arrepentirás. Permítete ser feliz con el canto maternal a tu bebé, permítete escuchar los designios de la naturaleza que nos contiene y guía. 
Te permitieron NACER. Como mínimo, permite por amorosa analogía el mismo derecho para los que en camino vienen en busca de AMOR. 

             Máximo Luppino

LULA, EL GIGANTE

La arbitraria detención del ex presidente de la hermana república del Brasil, Lula Da Silva, marca el inicio de una leyenda, del mito de LULA, el inquebrantable. 


Privaron de la libertad al hombre que de haber dejado competir sería el próximo presidente de Brasil. Su 36% de intención de voto, que suma cada día más voluntades ciudadanas, representaba una barrera para el ajuste antipopular de la actual administración.  
La justicia en Brasil y en Argentina ingresó definitivamente en una “zona roja” de incredulidad popular sin retorno. 
El actual presidente de Brasil, Michel Temer, posee una aceptación popular de un 7%, teniendo en cuenta que el margen de error de las encuestas es de un más-menos 3%, Temer siendo irrealmente optimista ostentaría un decrépito 10% de preferencia electoral con toda la furia y “la cancha inclinada”. Lo científicamente cierto sería un guarismo de un sombrío 4%, cifra que está en baja. Así es que un sector del poder judicial brasilero acudió a socorrer a la poderosa elite gobernante, a los autores del hambre en el vecino país. Apresando a Lula postergan el progreso social de millones de hermanos Cariocas. 
Recordemos la bochornosa destitución de la presidente Dilma Rousseff, quien fue víctima de ardite político judicial que le arrebató el poder que la gente en sufragio libre le confió. Los “pocos” no desean compartir parte de sus riquezas con los “muchos”, obstinados en mantener cruentos privilegios actúan sin escrúpulos ni miramientos alguno en nombre de la justicia atropellan y avasallan el magno derecho popular a vivir libremente y progresar.  
Desde el sábado 7 de abril Lula está detenido, desde ese mismo instante se consagró el nuevo mito mundial: LULA, el inquebrantable de Brasil cobraba forma, inspiración para un mundo que lucha por mayor justicia e igualdad. 
Lula, el dirigente gremial, Lula el ex - presidente, Lula el hombre con más de 70 años que goza de la preferencia popular brasileña fue mutilado en su libertad de SER y llevar a Brasil a lo más alto de la consideración mundial. 
Los hombres pueden encarcelarse, pero las ideas NO. Los pensamientos son libres y poderosos. La marcha de los pueblos hacia el futuro es a paso redoblado. LULA hoy es bandera de lucha por los derechos de los sumergidos.

Argentina y Brasil guardaron insoslayables paralelismos a lo largo de la historia. Sin dudas el terremoto político del hermano país tendrá su réplica en nuestra nación acorralada por crecientes e impagables tarifas de servicios que paralizan los emprendimientos de pequeños y medianos productores. 
Políticos, jueces y medios de comunicación nacional están atentos a las reacciones del país vecino. En el laboratorio de manipulación social se dibujan diversas alternativas para inconfesables objetivos. Sólo decimos: ¡Cuidado con la gente, un día, se cansa y dice BASTA!
Con la nafta a $30 y con promesa de llegar a fin de año a $40, con un dólar que desea trepar el Aconcagua, con taifas que se incrementaron en un 45%, nuestro argentino panorama es difícil. 
Las reelecciones de Cambiemos ya se lanzaron; mientras, en el movimiento de PERÓN se juega a la mancha con el hombre invisible.
 ¡Algo se está gestando!
Mientras, nuestra plena solidaridad para con el compañero LULA y sus seguidores. Argentina y Brasil son grandes naciones, la marcha jamás se detiene.

              Máximo Luppino

MALVINAS, SAGRADA CAUSA

Estas Pascuas de Resurrección del Salvador del mundo, nuestro señor Jesucristo, llega como un divino mensaje a los argentinos ligado a nuestro profundo sentir sobre el 2 de abril de 1982.  
El hijo de DIOS hecho hombre entrelazó su infinito corazón henchido de AMOR para con la humanidad toda para librarnos del mal que esclavizaba a la creación, trascendiendo el egoísmo y la apatía que nos agobiaba. 
Jesucristo, resucitando, vence a la muerte y conduce a los hombres a la gloria de la consciente eternidad despierta en DIOS. 


En estos días de perdón y reflexión, de oración y de proyectos buenos, ¿cómo no recordar a nuestros combatientes de MALVINAS? Una emocionada avalancha de dulce patriotismo colma nuestra atención. Vemos a nuestros soldados, hijos dilectos de la más pura valentía criolla, como “santos de la fría turba malvinense”. 
Soldados sin sed de sangre, pero bravos guerreros cuando la patria los llama. Nuestros hombres pelean por AMOR a la patria, NO por intereses invasivos sobre otros pueblos. Las Malvinas son argentinas. La única “negociación” que el pueblo de nuestra Nación aceptará es la de volver a ver ondear libre y soberana a nuestra bandera en todo nuestro austral territorio. 
¡Malvinas es la causa sagrada del pueblo argentino, recuperarlas irrestrictamente es un objetivo nacional!
Claro que VOLVEREMOS. El AMOR acuñado en nuestros corazones por nuestras islas nos conduce a un solo sendero, el de la recuperación total de las Malvinas. La sangre generosamente derramada por nuestros héroes estableció un compromiso silencioso, solemne y eterno de fidelidad patriótica. Jamás olvidaremos a nuestros combatientes.
Una Nación con héroes jamás fallece. Un pueblo de valientes siempre llega a la cumbre de sus mejores deseos. 
A nuestra legión de titanes combatientes sumamos a los 44 hermanos marinos del submarino San Juan, probablemente hundido por los mismos piratas usurpadores de nuestras amadas islas. Honor y gloria para con nuestros soldados.
Es incómodo sentir aristas bélicas en vísperas de resurrección, pero sólo anhelamos recuperar lo que por sagrado derecho pertenece al pueblo ARGENTINO. 
DIOS se apiade de las ALMAS de los traidores y entreguistas que se vendieron al enemigo por monedas de infamia, cual modernos Judas, hijos de un capitalismo sórdido y despiadado. 
Nos sentimos orgullosos de nuestra argentinidad y del majestuoso límpido SOL de nuestra bandera. 
¡Las Malvinas son ARGENTINAS! 

¡Muy felices pascuas de resurrección para todos!

             Máximo Luppino

FARAONES DE COMODORO PY

En el mundo judicial existe una legión de trabajadores honestos y profesionales de la ley, versados en los derechos y obligaciones de los habitantes de este argento suelo. Señores de trabajo y límpida dedicación. Pero en la cúspide del poder, en la cumbre más elevada de Comodoro Py, un pequeño grupo de fiscales y jueces parecen más monarcas del privilegio que magistrados de la república. 


Apreciamos en las cotidianas noticias que delincuentes reincidentes suelen obtener libertad transitoria o reducción de condenas aun cuando profesionales del servicio penitenciario brindan informes lapidarios sobre algunos reclusos a los que que se les otorgan beneficios NO merecidos por su retardada evolución; o peor aún, son considerados peligrosos para la vida en comunidad. Una vez libres, estos delincuentes se llevan vidas inocentes a las tumbas, propinando toda suerte de dolor a la sociedad. 
¿Por qué fue dejado en libertad cuando profesionales de la conducta humana sugirieron lo contrario? ¡Esperamos una respuesta que parece jamás llegar!
Quizás no necesitemos leyes más duras, con que se apliquen con equilibrio las que ya imperan es suficiente para que reine el orden público básico necesario que toda república debe ostentar.   
Pero el síntoma más agobiante de la “justicia” nuestra de cada día es cómo algunas causas transitan décadas en los cajones de tribunales, mientras que otras tienen tratamiento rápido y contundente. En los últimos meses un aluvión de detenciones de ex funcionarios del gobierno anterior parecía marcar un nuevo criterio jurídico. Acertada o no, asomaba una “nueva impronta”. Pero en los últimos días algunos reyes de Comodoro Py parecían retroceder raudamente en chancletas y, sin disimulo, las rejas de las cárceles se abrieron para los mismos individuos que muy poco tiempo atrás eran “enjaulados” sin contemplaciones. ¿Dónde está la verdad? ¿En cuál de los fundamentos aparentemente encontrados descansa el derecho? ¿Todos detenidos, todos libres? 
Los señores magistrados NO abonan “ganancias”, el resto de los mortales SÍ lo tributamos ¿Se puede administrar justicia siendo beneficiados por tan magno privilegio? ¿No implica esta diferencia sustancial entre el poder judicial y los “comunes del país” una piedra fundacional filosófica de personales prerrogativas que pueden educar a algunos funcionarios en el indeseado “arte del capricho”?
Somos de los que pensamos que a mayor responsabilidad más grande es el ejemplo cívico que debemos reflejar. Los privilegios son cachetadas al sentido de justicia innato en el alma humana. 
En ocasiones nuestros magistrados actúan cual soberanos de una monarquía absolutista, una élite dentro de los elegidos del sistema. Faraones ataviados con delicadas túnicas de lapidarios dictámenes afloran como los señores de la cárcel o de la libertad. 
La verdad es que la LEY debe estar reinando por sobre TODOS los individuos de una Nación, sin privilegios, ni tiempos electorales que apuren o retrasen sentencias.
Con justicia todo esfuerzo social es motivador para construir la ARGENTINA justa y solidaria que soñamos. 

                  Máximo Luppino